simplifica_biz.png

⁄  blog

  • simplifica.biz

#Tendencias: "Trabajo lento", más efectivo, más productivo, más feliz



Practicar el "trabajo lento" puede hacer que tú y tus equipos sean más felices y productivos, descubre cómo hacerlo a continuación.


Matt Alderton, colaborador de la revista Staples, nos explica la nueva tendencia laboral conocida como trabajo lento, una alternativa importante que puede mejorar nuestra forma de trabajar y de vivir.


Con el aumento del trabajo remoto, muchos empleados sienten que se espera que estén siempre disponibles. Pero esa conectividad constante pasa factura.


De hecho, casi una cuarta parte de los trabajadores de tiempo completo experimentan agotamiento profesional siempre o muy a menudo, revela un estudio de Gallup de 2018. Esos empleados tienen un 63% más de probabilidades de tomarse un día por enfermedad, 2.6 veces más probabilidades de buscar un nuevo trabajo y tienen un 13% menos de confianza en su desempeño. También tienen un 23% más de probabilidades de visitar un hospital.


En respuesta a este problema, algunas personas y organizaciones han adoptado una nueva forma de trabajar contraria. Denominado “trabajo lento”, su objetivo es enfocarse en la calidad del trabajo, no la cantidad.


“El movimiento de trabajo lento se trata de maximizar la atención plena y la concentración en el trabajo”, explica Paul Gentile, director de LogMeIn, "En lugar de dividir la capacidad mental entre todas tus tareas a la vez, el trabajo lento te anima a ofrecer toda tu energía y atención a cada tarea de forma individual".




A continuación encontrarás estrategias inteligentes de trabajo lento para obtener un nuevo equilibrio en tu vida laboral.


1. Conoce tu propósito


El trabajo lento exitoso comienza con la definición de tu propósito, dice la estratega de carrera Emily Eliza Moyer. “Si los empleados saben lo que los motiva y pueden conectarlo con la misión de la empresa, ambos podrán desempeñarse al máximo y sentir que el trabajo que realizan todos los días es profundamente significativo”.


Conocer el propósito puede ayudar a los empleados a priorizar el trabajo, enfocándose en las tareas que promueven su misión y dejando de lado las que no lo hacen. “Tenemos una cantidad limitada de tiempo en el día para trabajar”, ​​continúa Moyer. "Tener un propósito claro te da una dirección".


2. Practica el procesamiento por lotes


Cuando era empleado corporativo, Paul Bromen trabajaba más de 50 horas a la semana. Ahora, un empresario de trabajo lento, dedica sólo 15 horas "intencionales" por semana. Una de sus estrategias favoritas es la agrupación por lotes: agrupar pequeñas tareas como correos electrónicos para hacerlas todas a la vez en lugar de hacerlo por partes.


“Por ejemplo, agrupo mis reuniones los martes y jueves para poder tener los lunes y miércoles como días de trabajo principales”, dice Bromen, director ejecutivo de helpful Habitat. "A nivel de equipo, en lugar de enviar un correo electrónico cada vez que tienen una pregunta para ti, puedes pedirles a tus compañeros de equipo que agrupen todas sus preguntas en un documento de Google para poder responderlas juntos durante un período de tiempo muy específico".


3. Programa el tiempo de flujo


Lo que el procesamiento por lotes logra para las tareas pequeñas, el tiempo de flujo puede lograrlo para las grandes. "Reserva períodos de tiempo de una a dos horas en tu calendario para el trabajo ininterrumpido, de modo que puedas concentrarte completamente y alcanzar tu máxima creatividad y productividad", aconseja Gentile. "Para evitar distracciones, opta por un espacio tranquilo como una sala de reuniones privada y apagua todas las notificaciones de chat y correo electrónico".


"El 23% de los empleados se siente agotado en el trabajo muy a menudo o siempre, y el 44% se siente agotado a veces."- Gallup, 2018

4. Prueba el timeboxing


Algo que complementa perfectamente el flow time es el timeboxing. “Encuentra formas más eficientes de completar las tareas asignándote una cantidad predeterminada de tiempo para terminar un proyecto”, dice Gentile. "Esto te ayudará a enfocar tu atención, te motivará a completar las tareas de manera oportuna y evitará que pierdas el tiempo en elementos de menor importancia".


5. Adopta el horario flexible


Los líderes de equipo pueden facilitar el trabajo lento ofreciendo horarios flexibles. “Las horas de trabajo flexibles tienen muchos beneficios”, dice Gentile. “Los empleados pueden trabajar cuando son más eficientes y tienen más libertad para detenerse y tomar descansos cuando sea necesario. Los horarios flexibles también brindan a los empleados la oportunidad de dedicar más tiempo a otras partes de sus vidas sin remordimientos por faltar al trabajo. Cuando los empleados invierten energía en áreas que apoyan su bienestar, como el tiempo con amigos y familiares, son constantemente más felices y productivos en la oficina ".




Fuente: Matt Alderton, Staples Worklife Magazine

Entradas Recientes

Ver todo

¡Suscríbete a nuestro blog!